21 sept. 2010

Almería también Suena

En ese rincón olvidado de la península ibérica donde el viento se rebela a diario contra las olas del mar, en esa ciudad de la que muchos salen en busca de otras músicas, allí nos hemos zambullido durante este verano de crisis y hemos descubierto que, a pesar de lo que pueda parecer: ¡¡Almería suena!!

En una localidad cercana a la capital, Roquetas de Mar, pudimos disfrutar de blues gratuito gracias al XI Festival Almeriblues, que se celebró el 16 de julio con los almerienses Caravan Band, los murcianos Bang, los británicos The Blackjacks y el bombazo de la noche: una personalidad arrolladora y un blusero como pocos, de esos que huyen del ensayo, de esos que aún son optimistas con el mundo y amables con la gente…vamos, que nos encantó Graham Foster (toda su discografía está disponible para descarga gratuita en su web).

El 22 de julio, aterrizaron en Almería los UK Subs, liderados por el legendario Charlie Harper, otro personaje del que se podría escribir un libro. Con sus más de sesenta años, tiene una energía que arrasa con todo, es divertido y muy cercano a la gente a pesar de llevar décadas pisoteando escenarios de todo el mundo. Desde aquí aprovecho además para agradecer sus palabras y el chupito de tequila ;) Un conciertazo de impresión, en el que además del ‘punk poet’ que demostró ser el vocalista, Jamie Oliver ofreció un espectáculo de percusión que difícilmente se ve. Un momentazo: a mitad de un tema y hasta el gorro de que el bombo quisiera salirse de la sala, un buen samaritano lo clavó literalmente al suelo del escenario…el resultado: un redoble de martillazos y batera de lo más curioso. Todo ello no hubiera sido posible sin un garito como el Lili Marlen, que siempre hay que aplaudir estas cosas, y en este caso la responsabilidad recae en Guillermo Echevarría y Jesús Alonso, gracias a los cuales ALMERÍA SUENA.



El mes de agosto empezaba en Campohermoso (Níjar) con el Playmusic Fest (antiguo Espantapitas, que ya llevaba diez años de solera).


Allí nos reconciliamos con nuestro lado más indie, pop e incluso electrónico. La revelación del día: Münich, únicos almerienses del festival, encargados de abrirlo y que tienen muchos ingredientes para empezar a subir como la espuma. Justo eso es lo que les ha pasado a Supersubmarina, de la noche a la mañana ídolos de masas juveniles con su primer y único disco: es bueno y tiene canciones que molan mucho, pero no hay casi diferencia entre escucharlo o verles en directo.

Y entonces llegaron Ellos, que ya tienen un público fiel desde hace mucho tiempo pero que no terminan de salir de esa escena alternativa que se sale de las listas de éxitos anuales; pequeños problemas de sonido, pero un conciertazo que no decepcionó a nadie, divertido y con mucha chispa. Guille Mostaza, Santi Capote y sus músicos cerraban el tour de su último trabajo (además fueron los únicos a quienes el público pidió bises enloquecido, por algo será). Ahora queda esperar un poco para que el nuevo disco Cardiopatía Severa les haga volver a girar por todo el país.


Iván Ferreiro, cuya música personalmente me aburre, debió estar muy bien para sus fans, pero alguien que lleva tanto tiempo en la música ni lía grandes cagadas (la experiencia hace mucho) ni se va a preocupar de enamorar a sus detractores, lógicamente, así que desde mi humilde punto de vista, nada a destacar que se salga de su línea habitual. Luego tocaron los cabeza de cartel Teenage Fanclub y Rinocerôse, los primeros con sonidos tipo Beattles y los segundos más espectaculares visualmente que otra cosa. En resumen, barriendo hacia la opinión y pasando de la objetividad: me quedo con Ellos como lo mejor del Playmusic.

Para amantes de la electrónica, o debiéramos decir de un par de estilos electrónicos porque la mayoría de los djs eran del mismo rollo, llegamos a uno de los festivales más asentados de la provincia: el Creamfields, en la playa de Guardias Viejas (El Ejido). Menuda locura, qué desfase… Creo que sigo prefiriendo otro tipo de festivales y de música, quizás porque para tener cuatro escenarios durante tantísimas horas seguidas había muy poca variedad. Lo mejor: Crystal Fighters, Bloody Beetroots, Vitalic y Digitalism, aunque lo que todo el mundo esperaba era la actuación final de David Getta (que llego una horaca tarde, pero en fin).

Además, uno de los pocos y el más emblemático monumento de la ciudad, la Alcazaba, acogía este verano conciertos de carácter alternativo por primera vez, vamos, algo que no fuera flamenco, baladas o chill out. En ese incomparable marco que se abre a la cultura más joven de Almería, hemos visto a los Münich, y hemos conocido a The Cosmic Vampires, otro grupo del underground de la city que hacen música instrumental vestidos de ‘monsters’, hay que verlos.

Y el mes más caluroso del año termina en Almería con la feria de la capital, que este año ha recortado la agenda de conciertos, pero ha mantenido el tipo: Bisbal (sólo diré para el que no lo sepa que Bisbal+gratis+Almería= Locura máxima) y Sabina para los más clásicos por un lado, y por otro: la segunda edición del Maldito Sol Festival, gratuito por primera vez, que trajo a Ortofálico Chisme, We Are Standard, Lori Meyers y los almerienses The Summers (algunos demasiado pedo para vocalizar lo que cantaban, otros muy freaks para un público que estaba allí más por la fiesta gratis que por la música…) Claramente no fue el evento del año, pero lo pasamos entre risas y debería repetirse e ir mejorando cada año. Y antes de la traca final, tres horacas de Barón Rojo en su gira conmemorativa de tres décadas de rock, un ‘Concierto para ellos’ de apertura y todas las canciones que les convierten en lo que hoy son, para el resto del espectáculo.


No quisiera acabar sin nombrar al responsable de casi todas estas fotos, Víctor G. López, gran compañero de conciertos; a David Bailey, un británico establecido en Almería, músico y vocalista de Moon Unit y The Real Me; y a lo más experimental que he visto en mucho tiempo sobre un escenario: los Monogay, muy recomendable.

Un verano muy completo, en el que ha habido muchísimo más que contar, que ver y que oír, pero del que necesitaba compartir ciertas perlitas ;)