2 jul. 2011

BLUESKANK estrenan 'Taking off'

El pasado 4 de junio se presentaba en la madrileña sala Taboo el primer larga duración de BLUESKANK, acompañados en el escenario de otra banda de reggae que debéis ir apuntando: Tasty Grooves. Resulta que en 2009 ya grabaron un EP, ‘Leading’, que les ha llevado de boca en boca hasta convertirse en parte de la BSO de Malviviendo, ser invitados al Charlotte Street Blues de Londres o dar cuerpo sonoro al cortometraje ‘Arena’ de Jota Aronak.
Se presentan como un grupete de roots reggae aromatizado con blues, funk, soul, rock progresivo y música africana; y sólo con eso nos apetece escuchar cómo suena, pero cuando pulsas el botón ‘play’ en el reproductor aparecen notas de todos los colores y la boca se abre hasta tocarnos el ombligo… una pasada en la primera escucha.
Entonces rascamos un poco y descubrimos que la banda es nueva pero ellos están muy lejos de ser novatos en la profesión. El quinteto lo forman Fernando al teclado, también conocido como guitarrista de Dr. Sapo y Prohibido Fijar Carteles; Rodrigo y Juancho encargados de la percusión, que ya habían sido compañeros en Canteca de Macao; Beni B. con el bajo, cuyo flujo sanguíneo lleva ritmo de funk, y Mighty Mike como vocalista y alma blusera del grupo, que también han participado en varios proyectos antes de embarcarse en este.
¿Y cómo has dicho que se llama?- recapitulas al darte cuenta que no es un disco más de los que pasan por tus manos. Taking off’, y además de disfrutarlo en directo (que dicen que impresiona más, aunque yo no he tenido aún el placer), está disponible para descargarlo e ir practicando hasta adquirir el original ;) Autoproducido, bajo licencia Creative Commons, editado por Producciones Psicotrónicas y con diseño de Heluna, los méritos se acumulan.
El viaje por los once cortes del álbum es una experiencia que recomiendo a todo el que guste de las melodías envolventes y los giros inesperados para pasar de la relajación a la motivación sin sobresaltos en sólo unos minutos, como en ‘Things to do’. Se agradece también que haya fuertes oleadas instrumentales, sin permitirse en ningún momento ser lineales ni aburrir al personal, siempre de forma muy sutil.
No sé si ‘Keep Cool’ abre este LP por ese motivo, pero creo que es uno de los platos fuertes del disco… se cuela en tu subconsciente y cuando te quieres dar cuenta la estás tarareando hasta con letra. Aunque reconozco que me han gustado todas (y no por falta de criterio, espero), hay que subrayar algunas como ‘Green Dreams’, donde además hay un viento no identificado que se sale, quizás una colaboración, quizás alguno de ellos en una de sus diversas facetas…habrá que averiguarlo. Y el cierre es espectacular con ‘30 step’(casi siete minutazos de gloria con un final de locura) y el broche que pone ‘Brown skin’ ya te deja animado para darle la vuelta y volver a poner el disco como quien no quiere la cosa. Sin olvidar otras como ‘Corrupted’ o ‘Blink One’.