11 dic. 2013

FÜGU: Uno (2012)


El funk más tóxico se sirve en forma de pez globo japonés a orillas del Guadalquivir. Este plato se remonta a 2004, cuando una idea de Juanma Mora se convirtió en un proyecto vivo.  Tras varios cambios y aportaciones de numerosos artistas, FÜGU encontró su sonido y lo plasmo en un par de demos (2005-2008). Fue entonces cuando llegaron los premios en concursos de bandas y las salas andaluzas se llenaron de gente coreando sus fiestas. 

En 2010 se deciden a grabar su primer LP, que les costaría un año de estudio y dos de postproducción para sacarlo y moverlo en la calle. Con una formación definitiva más reducida, la banda sevillana exprime su esencia en Uno(2012), catorce temas que simbolizan la unión definitiva y, al mismo tiempo, el punto de partida para la fiesta funk personificada en este cuarteto: Ferdy Domínguez (voz y branquias), Dani Chips (guitarra e impulso de aletas), Melchor Hanna (batería y nervio) y Juan María Mora (bajo, alma y corazón del pez).

Abren la sesión 'Con la prisa', una advertencia de buen rollo para aquellos que se disimulan con una falsa prisa su desgana. Si es tu caso, estrategia fallida, deberías seguir escuchando hasta el final. Canciones como 'La evolución', 'Hoy' o 'Mamagüita' presentan una crítica social con letras comprometidas que reflejan la situación actual de la llamada generación perdida de la juventud española, junto a mensajes optimistas y actitud positiva, que forman parte de la base que sustenta FÜGU. 


'Sal' tiene una línea más minimalista y altamente bailable. El amor por la música disco baila por todo el álbum y se desmelena en temas como 'Rumores' o 'Vamos a bailar' sin perder el alma funk que se apodera esporádicamente de las cuerdas, pues son ellas la vida de este cuarteto. Aunque no hayan probado el famoso pescado, cocinan su veneno para despertar conciencias y ánimos de fiesta con el protagonismo absoluto de un bajo de locura y ritmo en estado puro. 

El funk, el soul y el rock se dan la mano en una 'Bonita noche', ideal para montar una gran fiesta a todo volumen; un espíritu de alegría y cachondeo que llevan con orgullo al escenario provocando la locura entre el público. La mezcla más cañera llega con el single 'Malviviendo', sencillamente un bombazo capaz de mezclar funk, hiphop y una pizca de metal con un resultado exquisito. 


Este aroma a fusión, permanente en todo el disco, se vuelve soul cuando escuchamos temas como 'El frío nunca miente'. Además hay un pequeño detalle más adelante que puede sorprendernos en mitad de la escucha, pues cuenta con una "versión 2.0" a modo de pista 11, que hace un viaje de 20 segundos al sonido más jamaicano, ¿será el miedo al número trece, una prueba para comprobar la atención que presta el oyente o una simple frikada del cuarteto? Sea como fuere, nos encantan estas curiosidades fuera de lo habitual.

Con 'Búscanos' y 'Nolo dejes pasar' dan la triple puntada que resume su estilo: funk, fusión y fiesta. La despedida hasta el próximo concierto o antes de volver a darle al "play", te la dedican a tí: 'Eres la razón'. Mientras tanto, recomendamos una escucha de este disco que tienen a vuestra disposición para descarga gratuita

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si lo lees tienes opinión y si la tienes, ya sabes: opina!