26 jun. 2011

IRATXO, show nocturno en Clamores

Desde la pasada edición del Aupa Lumbreiras no había tenido la ocasión de repetir entre el público de IRATXO, que cada día está en boca y oídos de más gente. Desde entonces ha cambiado un poco la formación, a la guitarra acústica y voz de Juanma ‘Iratxo’ se suman ahora: Marcos Ortega (trompeta), Carlos ‘Mafi’ (batera), Saúl Pérez (bajo), Sandra Monton (coros), Mario ‘Gonso’ y Sócrates López (guitarras eléctricas) y Fran Mangas (saxo).
Cumplida la primera hora de la madrugada, se sube al escenario de la madrileña sala Clamores este sevillano conocido como Iratxo; solo ante su público, armado con su guitarra y la ceguera que cerraba su anterior trabajo ‘A versos y a bocaos’.

Después de una intro tan cercana, presenta al resto de los musicazos que le acompañan desde hace ya casi un año. Al principio echaba de menos algo más de percusión (y eso que el de las baquetas le pega con ganas), pero reconozco que entre saxo y trompeta me lo compensaron con creces, además ambos se marcaron sus momentos de chistes y coros provocándonos unas cuantas risas. Además el juego de voces que da la presencia de Sandra le añade un aliño más que acertado, que ella completa animando a tope a base de baile, palmas y mucha gracia natural.
Un repaso cañero de sus dos discos anteriores: ‘El teatro de los balcones’, ‘La madruga’, ‘Lavapiés’, ‘Mundo Loco’, ‘Quiero más’, ‘El ombligo del mundo’… y del recién estrenado ‘Arando vertederos’, del que extrajeron canciones como ‘Luna llena’, ‘Fuera’ o ‘La tierra que le vio nacer’.
Rumbita, mucho ska y, no sé si era el verles en una sala cerrada y sin los timbales de Ana, pero con un putito más de sal rockera que otras veces, cosa que también se agradece.
Hubo hasta una colaboración inesperada de Joaquín, de Boca de Perro, en un tema que ya es todo un himno: ‘No es la primera vez’. Aunque debo decir que no me pareció una gran intervención, por mal que se hagan estas cosas, siempre son de agradecer. Incluso tuvieron que repetir (esta vez sin colaborador) para un bis al final del concierto, con el setlist más que agotado y llegando así a las 19+1 canciones de la noche!!

Dos horas y media de música, risas, saltos, calor y buen rollo ;) Y, como dijo el propio Iratxo, sin salir a hacer el paripé para volver a entrar, todo de corrido. Así se nos pasó la noche entre brincos y aplausos, con muy buen ambiente entre el público y un gran grupo dándolo todo para conseguir ese ESPECTACULAZO (con mayúsculas) que tanto gusta.
No quería olvidarme del detalle que tuvo con el 15-M, dando las gracias a todos los que participan en asambleas, acciones, etc y a los que apoyan la causa desde casa, dejando claro que ellos también forman parte de este pensamiento de cambio y libertad.
Un millón de gracias y hasta la próxima!!! (que podría ser el Aupa Lumbreiras, donde repiten por cuarta vez consecutiva).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si lo lees tienes opinión y si la tienes, ya sabes: opina!