18 mar. 2013

Entrevista con BLUESKANK

En el corazón de Madrid vive esta emocionante banda de reggae que acaba de sacar un nuevo trabajo a la calle, esta vez un sorprendente formato acústico. The wiser, the better: From the inside es sólo una parte del proyecto y Miguel, guitarra y voz de BLUESKANK, nos ha contado un poco más sobre todo lo acontecido desde su álbum debut y muchas otras historias que están aún por desvelar...


Desde Taking Off han llovido un par de años. ¿Cómo ha llovido a nivel profesional este tiempo?
Ha sido una época muy intensa, ya que desde entonces se han incorporado a la banda 3 nuevos miembros, que han aportado perspectivas y habilidades musicales diferentes, con lo que ello condiciona, afortunadamente, todo el trabajo de Blueskank. Ha habido muchos conciertos, muchas experiencias... que han enriquecido nuestro trabajo creativo, nos ha hecho madurar profesional y personalmente.

Después de un LP, este lanzamiento llega en dos fases ¿Cuál es el motivo de publicar dos entregas en EP? ¿Concebisteis el proyecto así desde el principio o es una decisión a posteriori?
Es una cosa que decidimos desde un principio. Primero porque hay dos mensajes principales que hemos querido separar. "The wiser, the Better: From the Inside" contiene los temas cuyo mensaje es más reflexivo, sosegado e integrador. El siguiente EP estará formado por temas más instigadores, que reflejan la otra cara de la moneda, la acción posterior a la reflexión. Por cómo hemos llevado la producción de este trabajo, la manera en que hemos formado equipo, hemos preferido administrar su lanzamiento para poder consolidar una serie de valores musicales, y de fondo.

En The wiser, the better hay cuatro temas, de los cuales Last Drop es un viejo conocido bajo una nueva vuelta de tuerca. ¿Cómo ha llegado a integrarse con el resto, y por qué este tema y no otro?
Cuando empezamos a trabajar con el formato acústico, lo hicimos sobre algunas composiciones nuevas, pero también quisimos recuperar alguno de los temas anteriores que tenían fácil adaptación, para que aquellos que ya nos conocían, pudieran reconocer a Blueskank en este nuevo proyecto. El sonido, la formación... son otros, pero creemos que se conserva la identidad de Blueskank, y en parte es gracias a esa transición. Por otra parte, casi todo lo que hemos publicado ha tenido una doble función: mirar hacia el futuro, apoyándose en el pasado.
 
Las letras de vuestras canciones están disponibles en inglés y en castellano, ¿la intención es didáctica, integradora, ambas cosas…? Porque de primeras es una idea muy original…
El contenido de nuestros textos no es banal, y no queremos que el idioma sea una barrera para hacer llegar el mensaje. Como dices es un mensaje integrador y didáctico, pero no queremos decirle a nadie lo que debe hacer o pensar. Exponemos nuestra manera de entender ciertos aspectos de la vida  como invitación para que los demás expongan la suya, y que así se enriquezca la opinión pública, que parece un río de dirección única que todo lo arrastra y lo engulle. No esperamos que nos den la razón ni que nos la quiten, solamente que se escuchen voces y opiniones diferentes.

¿Cómo ha sido el proceso de composición y qué tal fue la experiencia de grabar con público en directo?
Los temas van surgiendo y viendo la luz de maneras muy diferentes. A veces nacen en una tarde, y otras... tardan meses en ser lo que busco. Cada uno tiene vida propia y requiere un proceso diferente para ser desarrollado. Luego, hecho el armazón, es el grupo quien lo moldea hasta convertirlo en un lugar en el que todos estamos a gusto.

La grabación fue algo que hoy en día aún nos emociona. La idea de hacerlo con público (a la vez co-productor) no fue ninguna genialidad. Tan solo era una consecuencia natural de cómo había surgido el proyecto. Sin toda esa gente que nos pidió a lo largo de la última gira que grabáramos algo en acústico, nunca habríamos tomado la iniciativa. Es por eso que cuando decidimos grabar, quisimos que esa gente que nos había inspirado e ilusionado, estuviera presente en el momento de nacer, siendo parte activa de este disco. 


El formato acústico como regalo para el público es un concepto poco usual en una industria donde cada vez parece primar más el espectáculo, una apuesta arriesgada dirían algunos incluso. ¿Cómo lo veis vosotros y cuándo decidís lanzaros a este formato?
Como decía, fue la gente la que nos motivó a hacerlo, ¡solo obedecimos órdenes! No sé si es arriesgado, pero es algo hecho con convicción y sin pretensiones. Para nosotros, un espectáculo es algo que mueve emociones, y ese es el objetivo. Para conseguir transmitir ciertas cosas, es mucho mejor a veces despojarse de todo artificio para mostrarse como uno es. El show acústico no es un juego de pirotecnia, sino una invitación a compartir sensaciones mucho más íntimas y esenciales que la diversión. Lo bueno es que partiendo de ese punto, hemos comprobado que la gente que viene a vernos en acústico se emociona, pero también se divierte, y mucho.
  
¿Significa este trabajo que no volveremos a escuchar la banda al completo durante un tiempo o para siempre?
Noooo. Esto es una manera más en la que nos mostramos y nos expresamos. Blueskank es un proyecto con muchas aristas, y ninguna de ellas es Blueskank, sino todas. De hecho, ya mismo estamos preproduciendo lo que será nuestro 2º álbum de estudio y eléctrico, así que con eso está todo dicho. Volveremos, y nos presentaremos con tantas caras como nos pida el cuerpo, pero siempre reconocibles.
  
Todo el proyecto está bajo un mensaje de concienciación, coexistencia y unidad social. ¿Cuál es la misión de BLUESKANK en particular y de la música en general en el tiempo que nos ha tocado vivir?
La misión de Blueskank no es otra que alzar otra voz, una de tantas. Obviamente que creemos que la música puede tener una función social, puede ser rebelde, agitadora, constructiva... pero porque es nuestra elección. No podemos criticar a quien utiliza la música desde perspectivas diferentes a la nuestra, porque entonces estaríamos contradiciéndonos. Igual que cada uno utiliza el deporte, las drogas, la lectura... de maneras diferentes, la música es lo que cada uno haga con ella. Lo que está claro es que este no es un proyecto onanista, no tocamos para gustarnos, sino que deseamos que nuestra música ayude, de la manera que sea, a hacer de este un mundo algo un poquito mejor.

¿Algún adelanto de la segunda parte, habrá algún tema conocido…?
Habrá algún guiño a trabajos pasados, como siempre, pero también cortes nuevos. Aún no tiene fecha de salida, así que con la calma iremos informando.

¿Qué tenéis planeado a lo largo de este año: más grabación, festivales, …?
En marcha está el nuevo LP eléctrico, una gira acústica, festivales con la formación eléctrica... muchas cosas, pero se mantendrá en secreto hasta que podamos confirmar cada una de ellas. ¡Tendréis que estar atentos!

¿Alguna fecha a la vista?
En Madrid estaremos haciendo algunos conciertos esta primavera, pero como digo, va a haber muchas propuestas interesantes de las que iremos informando a través de nuestra web, blueskank.com

Último/s concierto al que hayas asistido como público:
Hannah Williams, buen soul-funk.

Sueños e ilusiones de futuro:
Seguir siendo felices. Que conservemos la capacidad para elegir.

Mensaje para los lectores:
Que se cuiden, a sí mismos y a los demás.

Ya podéis descargaros el primer single: 'Coexist' desde su web y echad un ojo a las próximas noticias. Mientras tanto os dejamos un extracto de su participación en nuestro Festival IV Aniversario y sus respuestas al cuestionario DESACORDES
  

CUESTIONARIO SECUNDARIO:

Si pudieras viajar en el espacio-tiempo a cualquier concierto de la Historia ¿a cuál irías?
Típico... pero....Woodstock, ¡allí estaban todos!

¿Escuela oficial, escuela libre o autodidacta?
Aprendizaje permanente. Cuantas más fuentes te nutren, más rico eres.

¿Cuál es la camiseta de grupo/música que más te pones?
Como la de Blueskank no cuenta... quizás la de Freedonia o la de Canteca.

¿Hay algo que no podrías soportar de los que comparten escenario contigo?
Ni de ellos, ni de nadie, la falta de respeto.

¿Qué prefieres: ensayo o grabación?
Cada cosa tiene su momento. Los dos son una gozada.

¿Qué pones en las dedicatorias?
Depende de lo que dediques. Cada disco lo hemos dedicado a gente importante en nuestras vidas. Si te refieres a firmas de discos... ¿qué menos que hacerlo con cariño?

¿Qué autocrítica sueles hacerte?
Termino antes diciendo lo que no me critico. Estoy en permanente autoevaluación, cuestionándome incluso demasiado a veces. El primer receptor de nuestro mensaje soy yo mismo. No estoy para dar lecciones a nadie, así que a veces uno tiene que decir las cosas en alto para darse por aludido.
  
Lo mejor que te ha dicho un fan:
No sabría reproducir palabras textuales, pero lo mejor es cuando nos dicen que les ayudamos a ser algo más felices, que se ríen o lloran con nosotros.

El peor sitio en el dormiste durante una gira:
Uf. Un sillón de dos plazas en el camerino del Charlotte Street Blues de Londres, con un frío que pelaba, la ventana rota y la caldera goteando al lado de la oreja.

¿Conoces el miedo escénico?
¡Sí! Pero el miedo es la motivación también.

¿Qué se te da mejor: tocar para llegar al corazón o a la conciencia?
Eso no debo decirlo yo, creo.

Además de la música ¿qué otras cosas dirías que se te dan bien?
Con mucho que aprender, pero no soy mal profe, jaja.

¿Qué te gustaría que te preguntasen en una entrevista?
Lo que realmente quieran saber.

¿Qué odias que te pregunten?
Cualquier cosa que no le interese en el fondo al que pregunta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si lo lees tienes opinión y si la tienes, ya sabes: opina!